Distancia de seguridad

Abrió los brazos y a tres metros de distancia, dijo: “feliz cumpleaños tesoro”

Abrió los brazos y a tres metros de distancia, dijo: “gracias abuela”

Ante la imposibilidad de abrazarse… se abrazaron a ellos mismos.

Volaron besos por el aire, y la vela de la tarta se apagó con un golpe de abanico.

Advertisement

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s